De como compré inesperadamente una pequeña gran guitarra acústica hecha de materiales insospechados.

De como compré inesperadamente una pequeña gran guitarra acústica hecha de materiales insospechados.

Una guitarra es un instrumento (musical) y un instrumento debe cumplir su función. Hace tiempo que quería comprar una guitarra acústica. La función de tal instrumento es la de estar presente en el comedor de casa, colgada al lado de la mesa donde comemos con la familia.

Los padres de niños pequeños tenemos poco tiempo y oportunidades de sentarnos a practicar o simplemente a tocar un poco. Y ciertamente conectar la guitarra eléctrica al amplificador – o al Sonic Port para usar el iPad de pedalera – lleva más tiempo del que tengo para tocar. Por eso a menudo acabo tocando una de mis eléctricas sin enchufar, para ahorrar tiempo y complicaciones..

Experiencia pasada

Durante un tiempo me prestaron una guitarra acústica bastante buena pero con la que nunca llegué a conectar. Se trataba de una Cort Earth 100 NS tipo Dreadnought : una guitarra muy grande, con tapa de picea (Spruce en inglés) de una sola pieza,  escala larga (640mm) que genera mucha tensión en las cuerdas y que proyecta muy bien el sonido. Pero para mi que estoy acostumbrado a tocar guitarra eléctrica me parecía incómoda, y yo con mi forma de tocar nunca conseguí hacerla sonar bien a mis oídos.

Se que soy un poco quisquilloso, y tengo mis manías con el equipo. En realidad la Cort Earth 100NS tiene unas revisiones estupendas en Thomann y en Amazon

El caso es que para mi la forma Dreadnought no me parece cómoda y no conseguí que la “gorda” – el nombre familiar de la guitarra – me llegara a motivar.

La misión

El caso es que después de ver muchos videos, leer y hablar con gente me decidí a comprar una guitarra acústica. Y tenia bien claro, quería comprar una guitarra que:
– Costara alrededor de los 500 €
– Tuviera una escala relativamente corta, con una buena acción suave al tacto.
– Seguramente tipo parlour, o guitarra de viaje, para tocar en el sofá o en la cocina mientras se cuecen los macarrones.
– Hecha de maderas nobles (pino, abeto ,cedro, palorosa, caoba ), con piezas sólidas, nada de laminados.
– No me iba a guiar por la marca, quería materiales de calidad y un buen tono.

Guitarra Parlor en 1900 tocado por una mujer

Las guitarras parlor – un pequeño inciso histórico.

Las guitarras tipo parlor se han vuelto a poner de moda recientemente. A principios del S. XX la guitarra acústica era un instrumento habitualmente usado por mujeres. Estas tocaban en la sala de estar ( o “parlor” en inglés norteamericano) y tocaban guitarras más bien pequeñas con una escala de unas 23 pulgadas  (58,5 cm).

Hoy en día con las PA’s de calidad que tenemos parece normal que muchos y muchas consideremos guitarras más manejables y funcionales como las parlor y las guitarras de viaje.

Las guitarras de viaje y las parlor se confunden a menudo con guitarras para niños. La diferencia principal se encuentra en que el mástil de estas guitarras no es para niños, sino un mástil apto para los dedos de un adulto. Son ideales para viajar y para tocar en el sofá o en la cocina.

Volviendo al tema, vamos de compras.

Así pues me dirigí a una tienda del centro de Barcelona, en la que sé que tienen muchas guitarras en este rango de precios. Y me fui con Andrés – el compañero en AprendizDeLuthier que se encarga de pintar y dar el acabado a nuestras guitarras eléctricas – dispuestos a pasar una buena tarde probando guitarras.

¿Existe una mejor forma de pasar una tarde del sábado?

Si quieres que te hagan caso en una tienda de guitarras, es importante que declares tus intenciones claramente. Especialmente en fin de semana hay mucha gente que entra a mirar guitarras, para no comprar nada o comprar un par de púas o un juego de cuerdas. Lo sé, porque yo lo he hecho. Por eso al entrar, justo a la hora de abrir la tienda, de dije al comercial que quería comprar una guitarra acústica y le conté más o menos la lista de deseos que os he contado.

Probé algunas guitarras de distintas marcas. Todas muy chulas. Algunas me gustaron, algunas no me convencieron. En concreto, me gustaron mucho las James Neligan. Esta es una marca Belga que tiene unas guitarras acústicas entre 300€ y 500€ muy interesantes, todas hechas de piezas de madera sólidas de  sin laminados.

En la linea de James Neligan probé el modelo tipo Parlor (o Parlour). Con un cuerpo más bien estrecho, la James Neligan LIS-P es muy cómoda de tocar y agradable al tacto. Pero en comparación, con otras guitarras que probé, su sonido me pareció delgado. Favoreciendo demasiado los tonos agudos.

En cambio la James Neligan LYN AMINI FI (410€ en Amazon) me encantó. Se trata de guitarra de viaje de un tamaño parecido a la de Parlour, pero con el cuerpo más gordo – como una mini-Mini-Jumbo. Tiene la tapa sólida de abeto, pero lo más espectacular son los aros y fondo de palorosa … de un marrón oscuro, casi negro brillante !precioso! Además viene con electrónica Fishman de muy buena calidad, con equalizador y afinador incorporado.

Estaba ya casi convencido de quedarme la James Neligan LYN AMIN FI, lo único que me hacia dudar era pensar en los efectos que mis hijos de 6 y 2 años pueden causar en esa guitarra tan bonita y brillante. !Que horror!

Y entonces el “malvado” vendedor, me dijo así como el que no quiere la cosa:

– Por lo que estabas tocando antes, creo que tendrías que probar esta guitarra.

Y el tío saca una Martin de detrás del mostrador. Entonces uno cruza cables y, de repente pasan por tu mente imágenes de John Lenon o Eric Clapton sonriendo con sus Martin colgadas al cuello.

C.F. Martin & CO Un poco de historia

Martin es una empresa Fundada el 1833 por Christian Friedrich Martin, un inmigrante alemán que en se estableció Nazaret Pensylvania. C. F. Martin estableció los fundamentos de la guitarra acústica, hasta tal punto que actualmente la mayoría de guitarras acústicas se construyen según los cánones establecidos por C. F. Martin.

Concretamente, C. F. Martin ideó el barataje (el refuerzo interior de la caja “Bracing” en Inglés en X) Esto consiste en situar las costillas principales del interior de la guitarra cruzadas (en forma de X, de aquí el nombre). Este nuevo tipo de barataje daba a las guitarras Martin una solidez suficiente para soportar cuerdas de metal, que ejercen tensión sobre la guitarra (a diferencia de las cuerdas de tripa de unicornio).

Más adelante durante la recesión que siguió al crack económico de 1929, se popularizaron estilos musicales como el blues y el bluegrass – canciones de lamento y tristeza – tocados con guitarras acústicas. Los propios músicos pidieron a los luthieres crear guitarras más grandes, que pudieran generar bastante volumen como para tocar ante más gente. Vamos, para que les escucharan bien desde el fondo del granero. Por ello Martin creó la guitarra acústica tipo Dreadnought – en honor de los inmensos destructores navales británicos de la primera guerra mundial. La Dreadnought es una guitarra grande, con una caja voluminosa que suena fuerte, muy fuerte. La forma Dreadnought es la segunda gran innovación en el diseño de guitarras acústicas que se atribuye a Martin, después del barataje en X.

Martin & CO intentó competir con Gretch o Gibson con guitarras electroacústicas de semicaja, pero no tuvo demasiado éxito. Por ello se concentraron en hacer guitarras acústicas de gran calidad. El hecho que Elvis Presley, John Lennon y Eric Clapton entre otros hayan tocado sus guitarras ha conferido un prestigio adicional a una marca con muchísima solera.

Esa solera se paga, por supuesto.

 

 

El barataje en X fué inventado por C.F. Martin en los 1830s.

A partir de mediados del S.XX cuando músicos como John Lennon o Eric Clapton a

Ok, volviendo a la tierra… No venia a comprar una “marca”, vengo a comprar una buena guitarra … blah.. blah.. blah… Repasemos la lista de la compra.

– Costara alrededor de los 500 €
– Tuviera una escala relativamente corta, con una buena acción suave al tacto.
– Seguramente tipo parlour, o guitarra de viaje.
– Hecha de maderas nobles (pino, abeto ,cedro, palorosa, caoba ), con piezas sólidas, nada de laminados.
– No me iba a guiar por la marca, quería materiales de calidad y un buen tono.

Así que uno se va a la primera linea de la lista de la compra y pone cara de … “no quiero gastar tanta pasta”. Pero el vendedor es más rápido y dice : “Es más barata que la que estas mirando, prueba la”.

¿Y que iba a hacer yo?

Pues sentarme, coger la guitarra – que el tío listo ya había afinado, no como otras que tuve que afinar ligeramente – y probar algunos acordes.

Y aquí se acabó la historia.

Mi nueva guitarra acústica es una “Little” Martin LXM. Tras probarla no cabía duda. Las sensaciones, el sonido – equilibrado, con proyección y con unos graves sorprendentes para una guitarra tan pequeña – no daban lugar a dudas. Era la mejor guitarra que había probado esa tarde. Y Andrés estaba de acuerdo.

Estas son las especificaciones de la Martin LXM

Modelo: LXM Little Martin
Construcción: Mástil pegado en Mortisa/Tenón N
Tapa: HPL textutizado como Picea/Abeto
Barataje : En X modificado
Fondo: HPL texturizado como caoba satinado
Aros: HPL texturizado como caoba satinado
Mástil: Stratabond
Forma del mástil: Ovalado
Cejuela: Corian blanco
Diapasón: Richlite
Escala: 58.42 cm
# trastes accesibles: 14
# trastes totales: 20
Anchura diapasón en la cejuela Nut: 4,28 cm
Anchura diapasón en el traste 12 : 5.24 cm
Puente: Richlite
Separación cuerdas en el puente: 5.39
Selleta del puente : Radio 16″ / Tusq blanco
Afinadores: Chromados marca Martin.
Cuerdas: Martin Sp Lifespan Phosphor Bronze Medium Gauge (Msp7200)

Veamos mi lista de la compra inicial y veamos que había pasado.

– Costara alrededor de los 500 €
-> OK la Little Martin cuesta casi 100 € menos y viene con una funda blanda acolchada a juego.
– Tuviera una escala relativamente corta, con una buena acción suave al tacto.
-> !Prueba superada!
– Seguramente tipo parlor, o guitarra de viaje.
-> OK, la Little Martin encaja ahí … !llevamos 3 de 3!
– Hecha de maderas nobles (pino, abeto ,cedro, palorosa, caoba ), con piezas sólidas, nada de laminados.
-> Aquí es donde pinchamos. La Little Martin está hecha de todo tipo de laminados raros como “stratabond”, “richlite”, “corian”, HPL (High Pressure Laminate).
Además no lleva electrónica para amplificación ni afinador integrado. Pero la posibilidad de enchufar la guitarra no estaba en mi lista de la compra.
– No me iba a guiar por la marca, quería materiales de calidad y un buen tono.

Aquí pincho, pero debo matizar algo. En mi afán previo por no obcecarme por la “marca”, me estaba obcecando con los materiales pijos habituales en las guitarras acústicas. Como las láminas sólidas de peral sabio serrado a cuartos https://en.wikipedia.org/wiki/Quarter_sawing. Los materiales modernos extraños con los que Martin ha fabricado la Little Martin LXM son durables, sostenibles – obtener ciertas maderas en cantidad suficiente hace tiempo que representa un problema ambiental y social serio – y combinados con la magia de los luthieres de Martin suenan de narices.

Pero además puedo añadir dos elementos a mi lista de la compra que no había considerado.
– La marca Martin, me va a garantizar un buen valor de re-venta si algún día me canso de esta guitarra – cosa que ha sucedido en el pasado. Es una pena, sobretodo para alguien que quiere entrar en el mercado con sus guitarras propias, pero el mercado funciona así. ?
– Los materiales raros de la Martin LXM (y la serie X) son durables y resistentes, más adecuados para viajar y convivir con niños pequeños que guitarras de maderas nobles.

Por cierto la Martin LXM la compré en Guitar Shop Barcelona. El vendedor estuvo genial, sin presionar y atento. La selección de guitarras es excelente. Por si os interesa.

Me propongo hacer algún articulo repasando los nuevos materiales que usa Martin y otros fabricantes. ya me diréis si os parece interesante la idea.

El mástil de la guitarra explicado (parte II)

El mástil de la guitarra explicado (parte II)

Vamos a explicar en detalle distintos aspectos y atributos del mástil de una guitarra. Estos son muy relevantes a la hora de evaluar, escoger y poner a punto una guitarra. Estos conceptos sirven tanto para guitarras clásicas, acústicas o guitarras eléctricas (Stratocaster, Les Paul, etc.) La forma, materiales y tipo de construcción del mástil va a influir mucho en las sensaciones que transmite la guitarra al guitarrista. No hay elecciones correctas ni incorrectas, solo opciones y las elegiremos en función de las preferencias del músico o de las necesidades para una pieza musical concreta. Pero es importante saber cuales son las distintas opciones y las tenemos que valorar al elegir (o diseñar) una guitarra. De lo contrario solo nos vamos a guiar por el color de la guitarra y el marketing mejor ajustado a nosotros. Así pues, no todos los mástiles son iguales. Hay varias opciones que nos van a definir el carácter del mástil y, en gran parte, de la guitarra en el que esta montado. Este tema lo desarrollamos en dos entradas El Mástil de la Guitarra Explicado Parte I, y El Mástil de la guitarra Explicado Parte II.

En nuestra última entrada dimos un repaso a varios factores que determinan el diseño del mástil de una guitarra. Pero no los cubrimos todos. Veamos pues factores adicionales pueden variar de forma significativa en el mástil de una guitarra.

Anchura del diapasón.

La anchura del diapasón en la cejuela (“nut” en inglés) y en la base del mástil, va a determinar la distancia entre cuerdas y si estas son más bien paralelas o divergentes. En la guitarra clásica y la flamenca las cuerdas están paralelas o casi y el diapasón es más ancho. En acústicas y eléctricas la cejuela es bastante más estrecha que la selleta del puente, por ello las cuerdas divergen; separandose entre ellas. Existen modelos de guitarra acústica con mástiles con un ancho de diapasón intermedio – a medio camino entre acústicas y clásicas.
Debes probar distintas guitarras y ver que ancho se ajusta a tu estilo, tus manos y te es más confortable.

La unión del mástil al cuerpo de la guitarra

Hay varias formas de unir el mástil al cuerpo de la guitarra (eléctrica) – las acústicas, clásicas y flamencas solo tienen mástil encolado o pegado. Cada modo tiene sus ventajas e inconvenientes que afectan al precio, el mantenimiento, el tono y la estabilidad de la guitarra. Veamos cuales son:

Mástil pegado o encolado “Set neck” en inglés.

El mástil se inserta como un tenón en la mortisa esculpida en el cuerpo donde se fija con cola. En este caso el mástil ya queda pegado y no se puede despegar. Hay algún video en youtube mostrando como despegar un mástil pegado en una Les Paul, pero la probabilidad de éxito no es el 100%. Aunque si una guitarra ya está rota… que se puede perder por intentarlo.

Dado que no se puede pegar y despegar, el ajuste tiene que ser perfecto cuando se monta. Los operarios que se encargan del montaje deben estar más cualificados y el control de calidad antes de pegar debe ser exhaustivo. Por ello las guitarras encoladas suelen ser más caras.

En guitarras encoladas se suelen montar puentes que permiten cierto rango de corrección en altura. Como, por ejemplo el puente tune-o-matic y sus variantes, montado sobre dos postes y que permite subir o bajar el puente más de un centímetro. Si el ángulo final del mástil y la altura del diapasón respecto al cuerpo varían un poco, no se va a poder corregir y este rango de movimiento es esencial si queremos tener una acción de las cuerdas optima.

Mástil atornillado. “Bolted on neck”, en inglés.

Leo Fender introdujo en la Fender Esquire en 1949 el mástil atornillado. Se trata de una técnica económica, sencilla y que permite usar mano de obra no tan experta. Consiste en unir el mástil al cuerpo con 4 tornillos pernos bien gordos.

El mástil atornillado permite ser montado y desmontado sin problemas. Se puede hacer hasta con las cuerdas montadas ( pero con poca o ninguna tensión ). Esta posibilidad de montar y desmontar permite hacer pruebas de encaje, montando cuerdas y haciendo comprobaciones varias veces antes de dar la guitarra por terminada.

En cadenas de montaje se puede hacer un pre-montaje por parte de una técnico menos cualificado y más adelante un luthier sénior puede terminar el ajuste del mástil.

En guitarras con mástil atornillado siempre es posible reemplazar el mástil si este se rompe, daña o los trastes se gastan. Tristemente es más barato comprar un mástil de re-emplazo para una Strato o una Tele que pagar a un luthier para que cambie los trastes de una guitarra, y solo guitarras de gran valor económico o sentimental van a recibir este trato.

Mástil atravesando el cuerpo. (“Neck through guitar” en inglés)

Seguramente Les Paul es el inventor de esta forma de construcción . Leo fender, Paul Bigsby y el mismo Les Paul se disputan la invención de la guitarra de cuerpo sólido. La principal idea detrás de la guitarra de cuerpo sólido es evitar el feedback en el amplificador causado por las vibraciones de la caja donde estaban montadas las pastillas fonocaptoras.

Les Paul construyó un prototipo llamado The Log ( “el leño” ) que básicamente era un mástil tan largo como la guitarra, al que se añadían dos “alas” para formar el cuerpo. Este prototipo fue la inspiración de Gibson para dar respuesta a la Fender Esquire con la Gibson “Les Paul”. De hecho Les Paul no diseñó la Gibson “Les Paul”, pero apadrinó la guitarra basada en su idea.
Hoy en día se fabrican algunos modelos con el mástil atravesando el cuerpo. Es la construcción más cara posible y quizás sea la más resonante en tono. Pero, hablando de tono ¿Quien sabe?

Refuerzos del mástil.

Las guitarras electro-acústicas y eléctricas, con cuerdas de metal, deben soportar una tensión mucho más fuerte que las guitarras con cuerdas de tripa de unicornio o nylon. El mástil en concreto debe resistir una tensión considerable.

Para garantizar la mejor tocabilidad posible el diapasón debe estar recto. Pero con el tiempo la tensión de las cuerdas, cambios en tipo y grosor de cuerdas, los cambios de afinación ( en E, Drop D, B, C..) , la temperatura ambiente y la humedad van a afectar a la madera del mástil que puede ceder y dejar la guitarra inservible.

Por ello estas guitarras llevan un alma de refuerzo. Este alma es una pieza alargada de metal que aporta resistencia y puede ser tensada o des-tensada para poder ajustar la curvatura o rectitud del diapasón en función de los gustos de cada guitarrista. Y no en función de la providencia.
Algunas guitarras como las diseñadas por Eddie Van Halen (EVH) llevan varillas de grafito para reforzar el mástil, que Eddie prefiere lo más delgado posible.

Definitivamente tenemos que hablar más del alma de la guitarra en futuras entradas. En este caso “alma” es una palabra mucho más bonita que el equivalente inglés : “truss rod”.

El diseño de la stratocaster, un poco de história

El diseño de la stratocaster, un poco de história

En los 1940’s la disponibilidad de amplificación eléctrica transformó completamente el concepto de guitarra. Las guitarras acústicas amplificadas tenían un grave problema de re-alimentación de sonido. Al tener las pastillas montadas Joe Fender, Les Paul y Paul Bigsby se disputan el mérito de haber inventado la guitarra de cuerpo sólido. La idea es que no hace falta caja de resonancia ya que la guitarra va amplificada eléctricamente y que la existencia de la caja de resonancia agrava el problema del feedback. Ya que, en una guitarra de caja, las pastillas que captan la vibración se encuentran montadas en una chapa de madera delgada que está vibrando a su vez. Más adelante las guitarras de semi-caja – como la Lucille de B.B. King, incorporaron un bloque sólido central precisamente por eso.

En 1950 Leo Fender quien hasta la fecha había diseñado y fabricado amplificadores, diseñó y puso a la venta la Fender Esquire, la primera guitarra comercial de cuerpo sólido. El diseño de la Esquire era tan simple como es posible hacer una guitarra:
◆ Escala[1] 25,5 pulgadas o 648mm
Mástil atornillado al cuerpo (bolted on). Esta innovación sustituye al mástil encolado (set neck).
◆ Alma de metal para ajustar el mástil.
◆ Cuerpo sólido.
◆ Una pastilla tipo single coil[2] colocada junto al puente.
◆ Un control de volumen y uno de tono.
◆ Puente de metal ( tipo ashtray o cenicero) con ajuste de entonación (octavado) y ajuste de altura de las cuerdas.
Al diseño de la Esquire se añadió una pastilla adicional cerca del mástil – con lo que obtiene un tono más grave y dulce -, un selector y un control de tono independiente para cada pastilla. La nueva guitarra se llamó Broadcaster, durante unos pocos meses. Gretch Musical Instruments contactó con Leo Fender para informarle que la marca “Broadcaster” ya la usaban ellos para una linea de baterías y Fender abandonó el nombre para evitar problemas legales.

 

Prototipo de la Fender Esquire, en el museo de la factoria Fender.

Durante unos meses las guitarras Fender salieron sin nombre impreso en el cabezal. Estas guitarras se conocen como las “Nocaster”. Finalmente la guitarra fue bautizada “Telecaster” y es una de las guitarras más irónicas de la música moderna.

El diseño industrial y simple de la Telecaster permitía que la guitarra fuera construida en una cadena de montaje formada por personal con relativamente poca formación y experiencia.

Algunos guitarristas se quejaron a Leo Fender del diseño de la Telecaster. Básicamente un bloque de madera de arce recortado, con ángulos rectos en el contorno que pueden ser incómodos al tocar. Estas quejas y la colaboración con estos guitarristas dio pié a la nueva creación de Fender, la que iba a ser la guitarra más popular de la historia: la Fender Stratocaster.

El diseño de la Stratocaster parte de los elementos básicos de la Esquire/Telecaster : escala de 25,5 pulgadas, mástil atornillado, alma de metal para ajustar la curvatura del mástil y cuerpo sólido. Pero incluye modificaciones dramáticas que llevan esta guitarra a un nuevo nivel.

  • Pala más grande para equilibrar mejor el peso de la guitarra.
  • Cuerpo esculpido de forma que los contornos y curvas de la guitarra se ajustan al cuerpo de la guitarrista.
  • 3 pastillas single-coil.
  • 1 selector de pastillas, control general de volumen
  • Montaje de toda la electrónica – pastillas, selector y potenciometros – en una sola placa de baquelita: el golpeador. Ello facilita el trabajo de montaje, soldado y reemplazo de la electrónica en la guitarra.
  • Innovador puente trémolo y la wammy bar.
  • Uso de pinturas del sector de la automoción para dar un acabado más moderno y duradero a la guitarra.

Y con ello, esta evolución de la guitarra eléctrica más simple posible ( la Esquire) obtuvimos un diseño que va a perdurar seguramente siglos: la Stratocaster.

El mástil de la guitarra explicado. (Parte I)

El mástil de la guitarra explicado. (Parte I)

Vamos a explicar en detalle distintos aspectos y atributos del mástil de una guitarra. Estos son muy relevantes a la hora de evaluar, escoger y poner a punto una guitarra. Estos conceptos sirven tanto para guitarras clásicas, acústicas o guitarras eléctricas (Stratocaster, Les Paul, etc.) La forma, materiales y tipo de construcción del mástil va a influir mucho en las sensaciones que transmite la guitarra al guitarrista. No hay elecciones correctas ni incorrectas, solo opciones y las elegiremos en función de las preferencias del músico o de las necesidades para una pieza musical concreta. Pero es importante saber cuales son las distintas opciones y las tenemos que valorar al elegir (o diseñar) una guitarra. De lo contrario solo nos vamos a guiar por el color de la guitarra y el marketing mejor ajustado a nosotros. Así pues, no todos los mástiles son iguales. Hay varias opciones que nos van a definir el carácter del mástil y, en gran parte, de la guitarra en el que esta montado. Este tema lo desarrollamos en dos entradas El Mástil de la Guitarra Explicado Parte I, y El Mástil de la guitarra Explicado Parte II.

Las Partes del Mástil

El mástil de la guitarra (guitar neck, en inglés) se divide en varias partes:

  • El mango o sea el mástil propiamente dicho (Neck en ingles).
  • El diapasón que es la parte frontal donde están los trastes (Fingerboard, en inglés).
  • La cejuela o ceja, que encontramos en la parte alta del diapasón.
  • La pala (o headstock en ingles) que es donde se montan los afinadores (en la mayoría de los casos)
  • En las guitarras de caja (guitarras de jazz, guitarra española y flamenca, y guitarra acústica) nos encontramos además con el Zoque, que une el mástil con los aros de la caja.  

1. La longitud de la escala.

La escala determina la distancia de la selleta del puente a la cejuela, además de las distancias entre los trastes. Una escala más larga implica que las cuerdas van a estar más tensas y eso influye en el tono y en las sensaciones al tocar. Pero además una escala más larga implica un mástil más largo y que debe soportar mayor tensión.

En la imagen podemos ver que la Fender Stratocaster tiene una escala de 64,77 cm (25’5 pulgadas), la Gibson Les Paul tiene una escala más corta de 24’75 pulgadas y las Guitarras PRS (Paul Reed Smith) tienen una escala intermedia de 25 pulgadas. (más…)

La acción de la guitarra: tocabilidad y tono

La acción de la guitarra: tocabilidad y tono

La acción de la guitarra es la altura a la que se encuentran las cuerdas respecto de los trastes en el diapasón.

La acción viene definida por la altura de la cejuela  respecto al diapasón, el tamaño de los trastes de los trastes , y la selleta en el puente (o trémolo). Es importante que la acción de la guitarra sea consistente a lo largo del diapasón, pese a que es habitual que la acción sea algo mayor en los trastes más cercanos al puente que en la cejuela. Esto se suele hacer para evitar el trasteo en los últimos trastes y para compensar cierta relajación de mástil.

Los trastes no son rectos, siguen una curva – de un radio normalmente entre 7 y 15 pulgadas – por ello la cejuela y la selleta en el puente deben mantener la misma curva del mástil – para así tener la misma acción en todas las cuerdas. De nuevo esto no es siempre exactamente así, ya que las cuerdas más graves son más gruesas y vibran con más amplitud y se les suele dar un poco más de acción. (más…)