El principal impedimento que muchos encontramos para poder hacer (montar y reparar) guitarras y otros instrumentos, suele ser que no disponemos de todas las herramientas y maquinaria necesaria. Incluso disponiendo de un taller casero bastante bien equipado, seguramente no vamos a disponer de máquinas como una lijadora/calibradora, una sierra de mesa, una sierra de banda o una regruesadora.

Si para hacer una guitarra, además del coste de comprar las maderas y el hardware (afinadores, puente, pastillas, electrónica) debemos invertir en un surtido de herramientas y maquinaria para un taller bien completo, el montaje nos va a salir muy caso. !Quizás nos va a salir a cuenta comprar las guitarras ya hechas!

Pero si te ha picado el gusanillo de montar y hacer guitarras sabes que no se trata de conseguir un instrumento más barato. Para mi se trata de crear cosas con mis manos, de realizar mis ideas y diseños – pese a que se empieza con re-crear diseños clásicos – y de poder ajustar el instrumento según mis preferencias o las de mis clientes. Se trata de hacer las cosas por ti mismo, de Hazlo tu Mismo (HTM) o  Do It Yourself (DIY) (https://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A1galo_usted_mismo)

Así pues, si no dispones de las herramientas necesarias para hacer un trabajo de calidad, tienes varias opciones a tu disposición.

Herramientas de segunda mano.

Puedes encontrar de todo En mercadillos, ferias, mercados de segunda mano ( como el mercado de Los Encantes Nuevos en Barcelona) o en sitios online como eBay o Wallapop. Las herramientas suelen ser muy duraderas y es fácil de ver si se encuentran en buen estado. Incluso las máquinas de taller no suelen ser más que alguna cosa pegada a un motor eléctrico. Puedes ahorrar bastante comprando herramientas de segunda mano.

Alquiler de herramientas y maquinaria.

Hay máquinas que vas a usar realmente muy poco, pero que te van a resolver muchas complicaciones en esa ocasión que las necesitas. Hay sitios que alquilan herramientas y maquinaria a buenos precios. Si optas por el alquiler es muy importante planificar bien tus montajes para aprovechar las horas o días que dispones de las herramientas.

Taller compartido / Fablabs.

Desde hace unos cuantos años se están popularizando los   talleres compartidos, a veces conocidos como Fab-labs (laboratorios de fabricación). La filosofía de estos lugares es crear un espacio de trabajo donde la gente con ganas de diseñar o fabricar algo, tenga acceso a herramientas y maquinaria que no podría acceder de otra manera. Pero la naturaleza de estos lugares aporta un valor adicional: el contacto con personas que como tu, persiguen proyectos personales. Gente con quien compartir ideas, conocimientos y experiencias.