Blog acerca de la guitarra, guitarra eléctrica e instrumentos de cuerda pinzada, su diseño, ajustes, construcción y mantenimiento.

Aprendiz de Luthier 

Cómo lacar con nitrocelulosa una guitarra eléctrica

Cómo lacar con nitrocelulosa una guitarra eléctrica

En una entrada anterior ya discutimos las ventajas y desventajas del Nitro (o nitrocelulosa) respecto al poliuretano como acabado para una guitarra eléctrica. En este articulo vamos a ver cómo aplicar un acabado en Nitro usando spray.

Nota sobre compresor y pistola: El proceso usando pistola y compresor es bastante similar, pero implica que ya debes estar familiarizado con el uso de estos. Si es tu primer proyecto con el compresor yo te recomendaría pintar uno o dos proyectos con un acabado al agua.

El proceso para dar el acabado al cuerpo y el mástil va a durar varios días, idealmente semanas, dado que las diversas capas de selladora y de nitro van a tener que secarse y curarse. Por ello es importante que dispongas de un espacio sin polvo, no expuesto al sol y que esté relativamente ventilado donde dejar las maderas a secarse durante ese tiempo.

El proceso de acabado nitro se divide en 4 etapas:

1 Lijado: un buen acabado empieza por un lijado. Vas a lijar mucho durante todo el proceso. El cuerpo de la tele es plano, con lo que puedes usar una lijadora orbital en la tapa y el fondo, pero los costados y el mástil requieren de trabajo manual.
2 Sellado: la madera es porosa, y precisa de la aplicación de una o varias capas de pintura selladora. Un buen sellado, y posterior lijado – si, vas a lijar múcho – van a proporcionar una buena superficie para aplicar la laca de nitro.
3 Lacado. Aplicaremos varias capas de nitro. Estas deben secarse – o curarse – bien entre aplicación y aplicación. Y al final vas a tener que, lo has adivinado, lijar bien fina la laca.
4 Pulido. Para terminar el proceso vamos a tener que pulir. Para ello usaremos trapos o esponjas específicas, que se pueden adaptar a tu taladro o lijadora orbital, o a mano. El pulido es lo que le va a dar el brillo final al acabado.

Las dos primeras fases Lijado y Sellado son las más importantes del proceso. Los defectos que queden en la madera antes de aplicar la laca van a seguir allí al final.

Medidas de seguridad

Debes usar una máscara protectora para no tragarte el polvo que vas a hacer, especialmente cuando lijes la selladora y la laca de nitro. Usar gafas protectoras tampoco es mala idea.

La nitrocelulosa y el disolvente que vas a usar son inflamables. No las expongas nunca a llamas o objetos muy calientes, no trabajes bajo la luz directa del sol.

Usa guantes de vinilo desechables para trabajar.

Lijado de cuerpo y mástil de la guitarra

 

Lo primero que tenemos que hacer es lijar bien el cuerpo y el mástil. Un buen lijado es la clave para un buen acabado. Aún que tu cuerpo y mástil ya estén bien lisos, dales un buen repaso.

Lija sobre la superficie del cuerpo de la guitarra siempre en la dirección de la dirección de la veta. Lija bien las irregularidades para que quede lo más suave posible.

Para la tapa y fondo del cuerpo puedes usar una lijadora orbital, pero con cuidado.

Empieza lijando con papel de grano 200 y una vez terminado, limpia o aspira el polvo ( vas a hacer mucho polvo) y pasa a un grano más fino. Y así sucesivamente hasta el grano 400 o 800. Puedes usar un bloque de madera para lijar de forma uniforme.

Si hubiera hendiduras o desperfectos gordos – esperemos que no – las puedes rellenar con masilla para madera. Deja secar y lija bien la masilla antes de lijarla.

Cuando termines de lijar debes limpiar muy bien el cuerpo. Puedes usar un paño de microfibra, soplarlo bien con un compresor o aspirarlo con la aspiradora. Lo importante es que no quede polvo ya que el polvo se va a pegar a la pintura una vez empieces a pintar.

En el caso del mástil no debes lijar el diapasón salvo que sea un diapasón de arce. Protege el diapasón y la cejuela con cinta de carrocero o de pintor. Lija el resto de la misma forma que has hecho con el cuerpo.

Sellado de la madera

El siguiente paso en el acabado de la guitarra es el sellado de la madera. La madera no es un material uniforme, tiene vetas, partes más y menos duras, partes porosas, por ello es muy importante aplicar fondo/sellador ya que tapa el poro y sella la madera para que las posteriores capas de tinte o color se absorban de manera uniforme. Si utilizáramos un acabado en vez de un fondo para conseguir este nivelado necesitaríamos muchas capas y mucho más trabajo además de tener riesgo de agrietamiento y falta de adherencia a la madera.

En función del acabado que quieres dar a tu guitarra debes elegir entre una selladora transparente o blanca. Elegiremos selladora transparente cuando queremos que la veta se vea a través de la laca o para acabados translucidos, por ejemplo para el mástil que en la telecaster siempre es translúcido. Cuando queramos un acabado de color sólido podemos usar una selladora de color blanco para obtener un color más uniforme, a no ser que nuestra intención sea que se vea un poco la vetas.

Puedes elegir entre selladora en formato líquido o en spray.

Selladora Nitrocelulosa Nitorlack

Cuando vayas a aplicar selladora en el mástil debes cubrir bien con cinta el diapasón y la cejuela. Recuerda trabajar en espacio bien ventilado. Cuando pintes y lijes usa una máscara protectora. Usa siempre gafas protectoras cuando apliques spray.

Aplicando la selladora con pincel

Coloca la pieza a trabajar sobre una superficie plana. Cubre con papel de periódico o papel de embalar la superficie sobre la que estás pintando para no manchar. Puedes aplicar la pintura selladora usando un trapo limpio – las camisetas viejas son ideales para hacer estos trapos desechables – pero la mejor manera de hacerlo es usando pinceles de espuma.

Empapa un poco el pincel de espuma en selladora y aplícalo siguiendo la dirección de la veta de la guitarra. El objetivo es cubrir bien la madera, no queremos darle mucho grosor.

Aplica selladora también en las cavidades para pastillas y para la regleta de control. Aplica también selladora en el zócalo para insertar el mástil. Estas zonas no se pintan pero queremos darles un poco de protección contra la humedad y otras inclemencias.

Cuando hayas dado una capa en un lado de la guitarra espera 30 minutos antes de darle la vuelta y trabajar en el otro lado. También hay que sellar los lados.

Deja secar durante un mínimo de 4 horas.

Usando una lija con esponja de grano 800 o superior, lija ligeramente la capa de selladora y limpia bien la madera, que no quede polvo.

Repite el proceso dando entre 3 y 5 capas. (Dos o tres para zócalo del mástil y las cavidades para electrónica)

Una vez aplicada la última capa de selladora y hayas lijado vamos a proteger el zócalo de inserción del mástil. Cúbrelo bien con cinta adhesiva para que la pintura no se acumule allí.

Aplicando la selladora con spray o pistola

Pintar nitrocelulosa con spray o con pistola es una actividad peligrosa. Los gases y aerosoles son tóxicos e inflamables. Usa guantes de vinilo desechables, gafas protectoras y máscara. Trabaja en un espacio ventilado, a ser posible en el exterior (pero no directamente al sol). Si usas pistola debes rebajar la selladora con un 20% de disolvente.

Puedes atornillar el cuerpo a una tabla de madera – por ejemplo una lamina vieja de somier de una cama – para poder coger o colgar el cuerpo.

El spray debe estar siempre en posición vertical. Sacúdelo bien antes de aplicarlo. No apliques el primer chorro sobre la pieza, pruébalo antes en un cartón o un papel. Da pasadas con el aerosol de izquierda a derecha a unos 30 cm de la madera.

En guitarras con mástil atornillado, puedes aprovechar el zócalo de inserción del mástil, para atornillar el cuerpo a una tabla de madera y colgarlo para pintarlo.

Después de cada capa, deja secar durante un mínimo de 4 horas. Entonces, usando una lija con esponja de grano 800 o más lija la capa de selladora y limpia bien la madera, que no quede polvo.

Repite el proceso para dar entre 3 y 5 capas.

Para terminar el sellado.

Una vez aplicada la última capa de selladora y hayas lijado vamos a proteger el zócalo de inserción del mástil. Cúbrelo bien con cinta adhesiva para que la pintura no se acumule.

Antes de pasar a la fase de lacado deja secar bien la selladora 48 horas como mínimo.

Acerca de pintar con latas de spray

Si dispones de un compresor de aire, es más económico usar una pistola para pintar y comprar la pintura enlatada, que no el spray. Pero no todos tenemos un taller completamente equipado – ¡todavía! – Y por suerte podemos usar botes de pintura en spray, con los que podemos conseguir resultados igual de buenos.

El aerosol o spray fue ideado en la década de 1920 por Dupond y desde entonces, se ha convertido en una forma rápida, económica y sencilla de aplicar cualquier tipo de pintura. Pero para obtener buenos resultados en la aplicación con spray hay que seguir una serie de recomendaciones.

La pintura en spray se encuentra en un recipiente herméticamente cerrado que además de la pintura, imprimación o barniz contiene un gas que la impulsa. Ambos elementos se encuentran a alta presión en su interior, por ello no se debe nunca intentar perforar un bote de spray aunque parezca que está vacío.

Lacado con spray de nitrocelulosa

La temperatura ideal para trabajar con spray se sitúa entre los 20-25ºC. Es importante evitar exposición directa al sol, lluvia o viento durante el pintado y el sellado.

Agita bien el spray antes de aplicar su contenido durante al menos 2 minutos. De este modo, los pigmentos de pintura que contiene se podrán mezclar homogéneamente.

Acabados Nitro en Madinter

Nunca dirijas el primer chorro de pintura que salga del bote sobre la superficie que vayas a pintar ya que generalmente no es uniforme y puede producir gotas, apunta hacia un trozo de cartón o papel por ejemplo, así además podrás probar el color y el efecto de la capa en función de la distancia.

Sujeta el spray siempre en posición vertical mientras estés pintando. La distancia correcta entre el spray y la superficie a pintar es de unos 25 cm aproximadamente. Comienza siempre a pulverizar estando alejado del objeto a pintar y ve aercandote.

Si tienes el espacio adecuado cuelga el cuerpo o el mástil de forma que puedas aplicar el spray por delante y por detrás. De lo contrario deberás repetir el proceso para cada lado, dejando suficiente tiempo para secado.

Comienza pintando las zonas de la pieza mas complicadas como los laterales y zonas mas escondidas ya que insistirás más sobre ellas para cubrirlas totalmente. Si los alrededores de esa zona ya están pintados, pueden producirse gotas, chorros o diferencias de color y relieve.

Aplica varias pasadas en direcciones cruzadas, primero verticalmente y luego horizontalmente creando una especia de malla. El objetivo es dar una capa fina. Siempre es preferible realizar varias capas finas de pintura (aunque no cubran del todo) que una sola. Así aseguramos un acabado mucho más uniforme y sin defectos.

Al acabar de dar la capa debes limpiar la boquilla del spray de restos de pintura. Coloca el bote bocabajo y presiona la boquilla hasta que deje de salir pintura.

Usa un testigo de control

Si quieres ir a por nota, para controlar el grosor de la laca que aplicas puedes usar una superficie “testigo” sobre la que ir aplicando las capas de laca al mismo tiempo que en la pieza que pintas. Puedes usar una hoja de papel pegada con cinta de carrocero a un soporte rígido (madera o cartón grueso). Mide el grosor del papel con un calibre. Cuando apliques el spray sobre la pieza, hazlo también sobre la superficie de testigo. Ve midiendo el grosor del papel que va quedando a medida que las capas se secan. Eso te dará una idea aproximada del grosor de cada capa. Lo ideal seria obtener un grosor de 0’15 a 0’18 mm por capa.

Lijado de la pintura

Entre capa y capa vamos a lijar ligeramente con papel de lija del grano 800 o 1000. Dejando secar 24 horas entre capas. Se recomienda aplicar mínimo de 7 capas.

Si al aplicar el spray hubiera por accidente un “goterón”, hay que dejar secar el acabado 24h o más. Rascaremos con cuidado el goterón usando una hoja de cutter.

Una vez hemos terminado este proceso de spray+lijado, vamos a dejar la pieza tranquila durante 3 a 4 semanas como mínimo en un lugar seco y ventilado. El acabado nitro se va curando poco a poco, de hecho no termina nunca de curarse y va cambiando su composición química con el tiempo.

Una vez se ha curado bastante la laca nitro vamos a lijar con suavidad usando papel de lija al agua, que se aplica mojado. Aplicaremos progresivamente grados P1200 – P1500 y P2000 para quitar las imperfecciones, polvo, piel de naranja etc.

Grosor de capas y tiempos entre capas

El nitro se cura al reaccionar químicamente con el aire. Si las capas son demasiado gruesas o si no esperas lo suficiente entre capa y capa no va a curar bien. Tomate tu tiempo. !No hay prisa!

Pulido del acabado

Para terminar, una vez la pieza haya estado secándose entre 3 y 4 semanas, vamos a realizar el pulido. Necesitarás esponjas de pulido y compuesto de pulido. Hay esponjas que se pueden acoplar a un taladro para pulir superficies planas como la tapa y el fondo del cuerpo.

Si quieres un acabado brillante-brillante (espejo) deberás usar un segundo compuesto de pulido, especifico. Usa esponjas distintas para cada compuesto de pulido.

En https://aprendizdeluthier.com mantengo enlaces a productos de acabado y pulido. Recuerda que no puedes importar pinturas ni sprays ya que son inflamables y por normativas de seguridad está prohibido.

Combinación acabados acrílicos con nitro.

Sí, el acrílico combina con nitro. Puedes aplicar nitro sobre una guitarra pintada con pinturas acrílicas (como la Telecaster de la foto, en la que dimos una capa negra y unos detalles en aerógrafo blanco en acrílico, y cubrimos con nitro brillante.

En cualquier caso siempre puedes hacer pruebas en un trozo de madera, antes de atacar tu pieza.