Un traste es un elemento elevado en el diapasón (o trastero) de la guitarra o bajo. Cuando se pulsa una cuerda presionando la contra este sirve para producir una división en la longitud de la cuerda, cambiando la frecuencia de vibración de los armónicos de esta. O sea cambiando la nota que da la cuerda.

Los trastes se extienden a lo largo del diapasón de guitarras y bajos marcando las subdivisiones correspondientes a la escala cromática, en la que cada nota está separada un semitono de la siguiente y una octava se divide en 12 semitonos.

Algunas guitarras en vez de tener Cejuela, usan un traste 0 o traste inicial. De esta forma el tono es uniforme ya que las cuerdas siempre se apoyan en un traste del mismo material, ya sea en notas pulsadas o en cuerdas al aire.

Existen instrumentos sin trastes, por ejemplo violines, contrabajos e incluso bajos eléctricos, pero en al caso de la guitarra no es común. Existen guitarras (y otros instrumentos de cuerda) experimentales en las que los trastes son móviles, permitiendo establecer un marco musical distinto al estándar basado en la escala cromática.

Los trastes en una guitarra bien ajustada permiten obtener una entonación precisa con facilidad. Cada nota está señalada con una posición determinada visible a simple vista y se entona correctamente sin necesidad de mucha precisión en donde se pulse. Basta con pulsar entre trastes.

En instrumentos sin trastes, como por ejemplo, el violín nos encontramos con que el instrumentista tiene más control expresivo sobre la entonación de cada nota. Sin embargo el aprendizaje es más difícil. En instrumentos con trastes, como la guitarra, también hay control de la entonación mediante técnicas de bendig o arrastre de las cuerdas, vibrato y el uso del trémolo.

Las stratocaster originales llevaban trastes muy delgados, hechos a partir de cable de acero. Muchos guitarristas empezaron a reemplazar los trastes originales por trastes más gruesos (Fat frets) o trastes tipo Jumbo (Jumbo Frets). Hoy en día muchas guitarras eléctricas llevan trastes Jumbo y semi-jumbo de serie. La guitarra es más suave de tocar con trastes más grandes, facilita el bending y según algunos proporciona un tono más grueso. Aunque, para ser sinceros, se trata de un aporte poco significativo a la ecuación del “tono”.

Sin embargo, trastes más grandes pueden conllevar peor entonación. La entonación es la cualidad de la guitarra (o similar) de dar la nota esperada en cada traste. Si por ejemplo una cuerda al aire nos da un G (sol) tocada al aire y en el traste 12 da un G# (sol bemol) la guitarra no entona correctamente. Decimos que no está bien octavada o quintada.

Aún que una guitarra esté bien entonada, si los trastes son gordos podemos tener problemas de entonación poco precisa en cada traste. Por ello los trastes se afilan ligeramente: Para que den la nota con precisión.

Cuando una cuerda toca al vibrar en trastes por debajo del que ha sido pulsada tenemos una cualidad muy engorrosa de las guitarras: el trasteo o string buzz. Dedicaremos una entrada y posiblemente un video a evitar el trasteo en una guitarra.